La presidenta del CEAJE, Pilar Andrade, declaraba que el 99% de las empresas españolas tienen menos de 10 trabajadores …(ver la noticia). Quizá exageraba, pero vaya, que son mayoría.

Hemos tenido el privilegio de trabajar para “grandes” pequeñas empresas: algunas familiares y otras tenían el equipo pequeño y se  reproducían los roles y comportamientos propios de un grupo familiar.

En todas ellas, cuando finalizamos nuestra colaboración, dejamos un manual recordatorio de las metodologías empleadas y de las rutinas establecidas para el buen gobierno del equipo: “las herramientas básicas para la creación del plan estratégico”. Es sorprendente, la de veces que tenemos que insistir en que estas herramientas no son una pérdida de tiempo.

… … …

Planificació Estrategica

Curiosamente, en una de éstas el propietario y fundador estaba preparándose para dejar el liderazgo de la empresa que había levantado solo y nos comentaba en la sesión de cierre y despedida:

“Nunca pensé en que necesitara definir una estructura o cerrar ninguna planificación para el próximo año…” 

“…Yo siempre fui capaz de mantener todo en mi cabeza y no quería perder tiempo en ello…” 

“…Ahora que he empezado a hacer la transición hacia mis hijos y veo que ellos no tienen la misma capacidad emprendedora para hacer malabares con 50 bolas a la vez. Cierto es que nuestra empresa es ahora mucho más grande y más compleja que cuando yo la inicié…”

“…Yo no tenía necesidad de planificación ni de estructura para tener éxito, pero mis hijos y empleados sí la necesitan…”

Tiene razón, la generación fundadora raramente necesita la cantidad de estructura y planificación que los consultores son tan aficionados a recomendar, y no entienden la utilidad de la misma. Sólo si ven la situación a través de los ojos de sus sucesores, entienden que hay una necesidad de mayor claridad y estructura, que la empresa crece y se vuelve más compleja.

En general, un empresario fundador se ahorra la comunicación entre departamentos. Alguien dijo una vez que la mayoría de los empresarios podrían tener una reunión del Consejo de Administración “entre sus orejas”. Sin embargo, cuando la segunda y tercera generación llega, la necesidad de estructura y comunicación entre departamentos, entre la empresa y la familia, aumenta de forma exponencial, porque ya no es una familia sólo, sino que puede haber dos o cuatro o seis familias involucradas en la empresa.

Ser una empresa familiar no significa necesariamente ser una empresa pequeña. Pero eso sí, las empresas familiares que aparecen en Fortune 500 cuentan con los beneficios del plan estratégico.

También hay que decir que según el los datos publicados por la Family Business Institute, sólo el 40% de las empresas familiares (estadounidenses) tienen un plan estratégico escrito.

Nosotros que estamos aquí, en la trinchera de la empresa familiar catalana, podemos decir que el número de empresas con un plan estratégico hecho es mucho, mucho más bajo.

De acuerdo, pero hay muchas empresas familiares que han prosperado durante años (o generaciones) sin la existencia de planes estratégicos escritos. Así pues, ¿cuáles son los beneficios y razones para arrancarlo?

La lista de beneficios es bastante larga:

  • Aclara los objetivos y responsabilidades dentro de una empresa.
  • Aclara la cadena de mando para la toma de decisiones empresariales y la comunicación.
  • Ayuda a evitar la repetición y la ineficiencia.
  • Ayuda a perpetuar la sabiduría, el conocimiento y la experiencia de su fundador en otros miembros del equipo directivo.
  • Permite tomar medidas de rendición de cuentas y desempeño para gerentes y empleados.
  • Permite crear una estrategia convincente para motivar, inspirar y crear la pasión en las partes interesadas de la familia, así como en los empleados no propietarios.
  • Crea confianza, cohesión y espíritu de equipo.
  • Ayuda a crear un ritmo y un propósito definido entre los trabajadores y los socios.
  • Es un valor en sí mismo, ya que el proceso de construcción (análisis de los éxitos, los fracasos, las fortalezas y debilidades) aporta un gran valor y enfoque al equipo directivo.

El plan estratégico no es una panacea.

No es una bola de cristal para predecir el futuro. El plan estratégico y los presupuestos de objetivos nunca serán exactos, y no serán capaces de predecir acontecimientos nuevos o inesperados, como la pérdida de un empleado clave, una crisis económica o cualquier otro tipo de situación.

No es un milagro y no es garantía de éxito; sin embargo, proporciona un plan de acción para cada uno de los miembros de la empresa para centrarse en metas y objetivos comunes, así como definir la estrategia de ejecución para alcanzarlos.

futbol_imatgeMuchos miembros de empresas familiares y accionistas propietarios de negocios que rechazan la idea de la planificación estratégica por considerarla un derroche de recursos, pondrían el grito en el cielo si el entrenador del equipo de fútbol de su alma hiciera salir a los jugadores al campo sin un plan de juego cuidadosamente construido. 

El propósito de la planificación estratégica (y la creación de un plan de acción) es: centrar a todos hacia el objetivo común, lo que se espera de las personas concretas en los roles específicos, cuáles son las consecuencias de los malos resultados, y cómo se debe ejecutar el plan.

Sobre la base de los planes estratégicos y de acción, los miembros del equipo directivo tienen un guión para dirigir a su equipo, asegurándose de que todo el mundo entiende claramente su papel y tiene las herramientas y la formación necesarias para ejecutar la acción sin problemas.

Hemos vivido muy de cerca crisis de crecimiento de pequeñas empresas. Si eres el fundador o el gerente de una empresa y has estado posponiendo la creación del plan estratégico para el próximo año, la empresa ha crecido y ves que ya no sirve que lo tengas todo tu en la cabeza, piensa: no en lo que un plan estratégico puede hacer por ti, sino en lo que podría hacer por tus sucesores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *