La pequeña Joana o dos autónomos y la conciliación familiar.

IMG_0028Cuando nació Joana, mucha gente nos dijo que éramos muy valientes, porque ya teníamos una edad.

Nuestra respuesta siempre era la misma, “cuando éramos más jóvenes estábamos concentrados en progresar profesionalmente, ahora tenemos el tiempo necesario para dedicarle”.

Siempre dimos por hecho que no es compatible la progresión profesional y ser un buen padre. Para ilustrar nuestra creencia os nombramos el artículo de El MUNDO de José María Paricio, pediatra que ha escrito “Tú eres la mejor madre del mundo” (Ediciones B), una obra que aborda las principales dudas que tienen la mayoría de padres en el siglo XXI (No ponemos el link, porque igual nos hacen pagar)

Tener a Joana es lo mejor que nos ha pasado

Tener a Joana es lo mejor que nos ha pasado, pero también ha significado algunas renuncias y dificultades para compaginar la vida familiar y nuestro trabajo como autónomos.

El estatuto de los trabajadores econoce el derecho que tenemos a conciliar la vida laboral y familiar y la reforma laboral del 2012 incorpora algunas novedades interesantes: en este artículo de David Montoya Medina sobre “La conciliación de la vida laboral y familiar en la reforma laboral de 2012” encontraréis un buen resumen.

Pero fijémonos en el detalle, los trabajadores tienen derecho, pero ¿los autónomos o free-lance que están a medio camino de ser empresarios y trabajadores como lo arreglan? Pues os lo diremos, con dificultad, con mucha dificultad.

¿Cómo lo hacemos nosotros? Nuestra solución de 4 a 12 meses.

03_horario06:00: Padre de Joana se levanta. Desayuna y se pone a trabajar.

08:00-09:00: Madre de Joana se levanta con Joana. La cambia y le da el desayuno.

9:00-09:30: Mientras Joana desayuna – desde muy pequeña ha aprendido a tomar el biberón solita – tiene lugar el primer briefing de la empresa con café para ver cómo se plantea el día.

9:30-14:00: El padre de Joana trabaja concentrado con alguna pausa provocada por un grito de Joana y con algún té a media mañana.

9:30-14:00: La madre de Joana se ocupa de algunas tareas de la casa, ir a comprar, disfrutar y jugar con Joana, ayudarla a hacer la siesta de la mañana, vuelve a jugar o pasear, le da la comida y le ayuda a hacer la siesta de la tarde.

14:00: Se acaba la jornada profesional del padre y comienza su jornada familiar.
14:00: Se hace la comida y se come. Aquí tiene lugar el 2º briefing importante de familia/empresa. Nos explicamos cómo se plantea la tarde.

14:00 a 15:30: Hay un pequeño descanso.

15:30-21:00: La madre de la Joana ejerce de profesional concentrada con alguna pausa provocada por un grito de Joana y algún tiene a media tarde.

15:30-21:00: El padre de Joana se hace cargo de algunas tareas de la casa, disfruta de Joana dándole la merienda, jugando con ella, acompañando sus primeros pasos, bañándola y dándole la cena.

21:00: Es tarea de la madre, acariciar a la pequeña hasta que se duerme. Mientras el padre hace la cena.

21:30: Cenamos y hacemos el tercer briefing empresa / familia para resumir cómo ha ido el día.
Si hay que hacer cosas conjuntamente se hacen a partir de las 22:30, si los dientes de Joana nos lo permiten, así que trabajamos juntos hasta las 00:00. Sino dedicamos este rato a charlar porque nos queremos y hay que cuidar la pareja.

Ah, sí! Si hay reuniones y es necesaria la presencia de los dos, echamos de conciliación laboral y familiar y esperamos que el cliente tenga hijos y sea considerado porque Joana ha asistido a muchas reuniones donde su comportamiento ha sido impecable.

No somos los únicos que han tenido que inventar fórmulas

encaix

No somos los únicos que han tenido que inventar fórmulas. Con este post no tenemos la esperanza de descubrir la sopa de ajo, ni dar ninguna solución, porque el tema es mucho más complejo. Se trata de valores personales y valores sociales. Quizás sirve de fuente de inspiración a otros padres autónomos que luchan para poder tener ratos de calidad con sus hijos.

Pero una cosa que sí hacemos es actuar y actuamos pensando que durante los primeros años de vida es fundamental que estas criaturas estén rodeadas de personas dispuestas a dedicarles tiempo de calidad.

Egoístamente hablando, nuestros niños son nuestro futuro. Son los que cuando seamos ancianos fijarán las políticas, regirán las empresas y harán mover la sociedad. Así pues, estamos convencidos de que dedicarles tiempo es también una inversión de futuro a largo plazo.

Felices y conciliadas vacaciones!!! Nos vemos a finales de agosto!

 

Fuentes de inspiración para escribir este post:

Si nos queréis contar vuestro caso, somos todo oídos, dejadnos vuestro comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *